Blog

¿Qué hago si se pierde mi mercancía?

ExportacionesMercados

En muchas ocasiones, los clientes demandan que se les envíe sus artículos mediante mensajería. Especialmente cuando son productos muy grandes, o frágiles, o de gran valor. En esos casos, contratamos a una empresa transportista.

Pero todos nos hacemos la misma pregunta: ¿qué ocurre si la mercancía se pierde? Tendemos a pensar que es responsabilidad del transportista, pero sólo es así en cierta medida.

¿Qué es el IPREM?

La indemnización que el transportista debe pagar a la empresa no puede exceder de la tercera parte del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) al día por kilogramo de peso. El IPREM sirve para medir el nivel de renta para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a determinados beneficios, prestaciones o servicios públicos. El IPREM del año 2021 es de 18,83 euros al día, por lo que la indemnización sería de tan sólo 6,3 euros por Kg.

Evidentemente, si la mercancía era valiosa, esta cantidad no compensa la pérdida. Para que no nos ocurra, debemos tener en cuenta ciertos aspectos, que describiremos a continuación.

Declaración de valor

En la carta de porte se declara el valor de la mercancía. Así, si se perdiera, la indemnización sería por esa cuantía declarada.

Se puede pactar con la compañía transportista. Aunque seguramente no cubrirá todo el valor, por lo menos sí cubrirá mayor parte de éste.

Especial interés en la entrega

Se puede declarar este punto en la carta de porte. De esta manera tendrás indemnización si la entrega se retrasa o se pierde la mercancía.

Todas estas acciones conllevan un coste, pues la empresa te cobrará un suplemento por ellas. Pero conviene pagarlo, pues te está cubriendo la posible pérdida de la mercancía.

Si el problema ya no tiene solución, y no llevaste a cabo ninguna de estas acciones y ahora han perdido la mercancía, todavía hay algo que se puede hacer.  Si el transportista ha actuado con “dolo” o “infracción consciente y voluntaria de sus deberes” no habrá limitación en la indemnización. Esto se aplica cuando haya habido una negligencia muy grave por parte del transportista. Por ejemplo, que haya perdido mercancías con cierta frecuencia.

Artículos relacionados

Yo lo pedí a portes pagados, no debidos

El IVA en los transportes

El Equipo de e-autonomos.es
El Equipo de e-autonomos.es

LinkedInFacebookTwitterYouTube