Blog

¿Qué puedo hacer si mi cliente europeo no me paga?

Comercio exteriorLegal

Unión Europea

Hace unos días, en una entrada anterior del blog, te comentábamos qué puedes hacer si tu cliente no te paga y tú ya has hecho la factura e incluso ya la tienes contabilizada. En el post de hoy vamos a ver qué puedes hacer en el caso de que un cliente internacional no te pague.

No tienes que preocuparte excesivamente por eso. Al menos, no más que si fuera un moroso español. Sabemos que es muy fácil decirlo, pero te daremos una razón para pensarlo: la Unión Europea ha simplificado los trámites para las reclamaciones de deudas entre los países miembros, excepto con Dinamarca.

El proceso se denomina Requerimiento Europeo de Pago, y te permite reclamar el pago de deudas dinerarias de importes superiores a los 2.000 €, pero sin límite de cuantía, siempre que estén vencidas y sean exigibles.

Ésta es una vía de reclamación muy sencilla y económica. No necesitarías ni abogado ni procurador, sino sólo rellenar el impreso oficial, identificando la deuda y relacionándola con las facturas justificativas. Es más, ni siquiera necesitas saber idiomas, pues al final del documento encontrarás una opción para traducirlo al idioma que sea.

El documento se encuentra en este enlace, en formularios y clicando en el país, región y/o municipio correspondiente. Además, que no se te olvide enviarlo (a la dirección que aparece cuando selecciones los desplegables) y pagar la tasa judicial al juzgado que corresponda a tu cliente. Esta tasa suele estar indicada en la página web del juzgado.

Una vez notificado el Requerimiento Europeo de Pago, el cliente tiene tres opciones:

1)    Pagar la deuda.

2)    Oponerse, continuando así el proceso ante los órganos judiciales del estado miembro, salvo si a la hora de redactar el requerimiento lo hubieras prohibido de forma expresa.

3)    No contestar, convirtiéndose el requerimiento en ejecutivo. Podrías solicitar el embargo de las cuentas corrientes y de los inmuebles del cliente mediante una demanda ejecutiva en su país.

Otro punto a tener en cuenta es que si la deuda con tu cliente no supera a los 2.000 €, se puede usar un procedimiento denominado Procedimiento Europeo de Escasa Cuantía, que viene a ser como el explicado anteriormente, solo que los plazos de actuación son más cortos.

 

El Equipo de e-autonomos
El Equipo de e-autonomos

LinkedInFacebookTwitter
USAMOS COOKIES

E-autónomos Portal Web, S.L. utiliza cookies propias y de terceros con las siguientes finalidades: funcionales, analíticas, publicitarias y sociales. Los datos se utilizarán para la elaboración de perfiles basados en hábitos de navegación del usuario y la personalización de nuestra publicidad online basada en sus gustos y preferencias.

Aceptar Configuración