Blog

¿Cuándo paso de autónomo a sociedad limitada?

autonomo VS slSon muchos los clientes que me preguntan, tanto al inicio de su aventura empresarial, como tras algún tiempo como autónomos, si le interesaría más constituir una sociedad limitada para el ejercicio de su actividad y dejar el autónomo. En este artículo voy a intentar explicarte los criterios que tengo en cuenta para aconsejar una u otra cosa.

 

Básicamente son tres los criterios que tengo en cuenta a la hora de asesorar sobre si la constitución de una sociedad limitada es adecuada:

 

1. SOCIOS

Si en el desarrollo de tu proyecto necesitas un socio (o varios socios) que aporten su capital, conocimiento o experiencia, sería muy adecuado que constituyas una sociedad limitada. De esa forma, quedarán reflejados en los estatutos las normas que regirán vuestras relaciones como socios, algo sumamente importante para solucionar discrepancias que en otro caso podrían llegar a terminar con todas tus expectativas sobre el negocio.

 

2. RIESGO

Si vas a desarrollar una actividad en la que puedes llegar a gestionar mucha deuda (con proveedores) o mucho crédito (con clientes), como por ejemplo una actividad de promoción, construcción o fabricación, es muy recomendable constituir una sociedad limitada. El motivo es la responsabilidad limitada al patrimonio de la empresa. Es decir, en caso de no poder atender los pagos y generar deuda, los proveedores solo podrán cobrar del patrimonio de la empresa, con lo que el patrimonio de los socios está protegido.

 

Desde 2013 existe la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada. La principal diferencia con un autónomo normal es que tras realizar una inscripción en el Registro Mercantil y en el de la Propiedad y asumir ciertas obligaciones contables (presentación de cuentas anuales en el Registro Mercantil), en caso de deudas responde con su patrimonio personal, pero su vivienda habitual se considera inembargable.

 

En cualquier caso, se trata de una figura muy criticada por los colectivos de autónomos, pues la consideran innecesaria y además se ha usado relativamente poco. Como curiosidad, después de un año de su entrada en funcionamiento, solo 51 personas se habían inscrito en el Registro Mercantil como emprendedor de responsabilidad limitada.

 

3. IMAGEN EMPRESARIAL

Es cierto que la imagen vende y en muchos sectores empresariales es más importante de lo que parece. De hecho hay ciertas actividades en las que no te miran con los mismos ojos si facturas como autónomo a hacerlo como sociedad, aunque sea una SLU (sociedad limitada unipersonal). 

Por ejemplo, se podría considerar que una página web (ya sea de servicios o de productos) con posibles clientes en todo el mundo, “queda mejor” que la gestione una empresa a que sea una persona física la titular de la explotación. Pero en este aspecto hay que valorar con mucho detenimiento caso por caso.

 

Tributación del autónomo vs tributación sociedad

Quizás éste sea el criterio que todo el mundo piensa que es fundamental a la hora de decidirse por autónomo o sociedad, y lo cierto es que en un porcentaje muy alto de las veces sigue interesando más continuar facturando como autónomo a facturar como sociedad.

La base del razonamiento de origen es que las sociedades tributan a un tipo fijo del 25%, mientras que el autónomo tributa según la escala progresiva del IRPF, que va del 19% al 45%. Está claro que presentadas las cifras de esta forma, nos vamos de cabeza a tributar como sociedad, pero se nos olvida lo más importante: el socio quiere cobrar a final de mes.

 

Y es que la sociedad tiene personalidad jurídica y es la propietaria de su patrimonio, y dentro de su patrimonio están las cuentas bancarias de las cuales los socios quieren cobrar por los trabajos que realizan en su empresa. De esta forma hay un trasvase monetario del patrimonio de la empresa al patrimonio personal de los socios en forma de nóminas o facturas. Así el dinero que el socio recibe de su sociedad tributará en su renta.

 

Si has seguido el hilo argumental que he planteado te darás cuenta que si eres autónomo tributarás tu rendimiento neto en IRPF y si eres socio de una sociedad que recibe una nómina o una factura por tus trabajos también tributarás esos rendimientos en IRPF. Por tanto, el tipo al que tributan las sociedades, en estas situaciones, nos da un poco igual.

 

EJEMPLO

Con un ejemplo te va a quedar mucho más claro:

Vamos a imaginar que un programador con unos ingresos anuales de 100.000 € y unos gastos como autónomo de 10.000 €, realiza su actividad profesional como autónomo. Si aplicamos las tablas progresivas del IRPF su tributación será de 30.000 € aproximadamente, con lo que podrá disponer de una liquidez de 60.000 €.

 

Si en ese mismo caso, el programador decide montar una SLU (sociedad limitada unipersonal) con la que factura los mismos 100.000 € a sus clientes, y tiene otros gastos de 10.000 €, la sociedad tendrá una ganancia de 90.000 € que estará depositada en la cuenta bancaria de la sociedad. Si el programador quiere disponer de ese dinero, en este caso, tendrá que emitir facturas a su propia empresa como máximo por valor de 90.000 €, pero como quiere dejar algo de beneficio en la sociedad, solo reparte 85.000 €.

 

Por esos 85.000 € el programador tributará en renta 27.500 € aproximadamente, y la sociedad tributará el 25% de los 5.000 € de beneficio (1.250 €). En este caso su liquidez será de 57.500 €, y en la empresa quedarán en la cuenta 3.750 €.

 

Como ves las diferencias no son determinantes para decidir montar una sociedad limitada solo por este motivo, porque además a esto habría que añadir el mayor coste de constitución de una sociedad frente a un autónomo y el mayor coste de gestión de mantenimiento en concepto de obligaciones contables y registrales.

 

Juan Carlos López e-autonomos
Juan Carlos López e-autonomos

Asesor fiscal y abogado.
Responsable de las áreas fiscal y contable.

LinkedInFacebookTwitterYouTube
USAMOS COOKIES

E-autónomos Portal Web, S.L. utiliza cookies propias y de terceros con las siguientes finalidades: funcionales, analíticas, publicitarias y sociales. Los datos se utilizarán para la elaboración de perfiles basados en hábitos de navegación del usuario y la personalización de nuestra publicidad online basada en sus gustos y preferencias.

Aceptar Configuración