Blog

Cómo estructurar una página web de éxito

EmprendedoresFreelanceIdeas y Novedades

Seguramente estás pensando en crear una página web para ofrecer tus servicios en Internet. O a lo mejor ya la tienes, pero hace tiempo que no la renuevas. En ambos casos tú ya sabes que si no estás en Internet, es más difícil vender tus servicios.

Antes de empezar a crear tu página web o modificarla, es importante que dediques tiempo a su estructura. En este artículo, comentaremos lo que compone una estructura básica de página web y cuáles son los puntos esenciales en los que te tienes que centrar después.

Cuando hablamos de página web de un negocio, podemos hablar de dos zonas en la página:

Zona estática

Como su propio nombre indica, esta zona no cambia cada poco tiempo, sino que permanece invariable a lo largo de meses o incluso años. Es aquí donde debes colocar la información relativa a tu empresa. En concreto:

Quiénes somos

Historia de tu empresa, evolución, sector de actividad, etc. Esto sería en la página llamada “Quién soy” o “Conóceme”.

Productos y servicios

Productos y/o servicios que vendes. Estas páginas se suelen llamar tal cual: “Productos” o “Servicios”. Y si quieres darle la vuelta un poco: “Qué ofrezco”.

Nuestros valores

Si tienes un equipo de trabajo y un sitio físico donde atiendes al cliente, puedes añadir una página adicional a la de “Quiénes somos”, añadiendo los valores en los que os basáis y algunas fotos para humanizar tu negocio.

Contacto

Contacto y localización de la empresa se suelen poner bajo el nombre “Contacto”. Es la página que incluye el formulario de contacto y el mapa de tu oficina física si tienes. 

Si no tienes ni una cosa ni otra, siempre es mejor dejar al menos un email de contacto a no crear en absoluto esta página. Los usuarios la suelen buscar si deciden contratarte.

Zona dinámica

En contraposición a la parte anterior, la zona dinámica debe ir cambiando en lapsos breves de tiempo. Podemos decir que es la parte de la página que le genera valor al cliente, por lo que es a la que mayor atención prestará. 

Además, es lo que te permitirá diferenciarte de la competencia, ofrecer cosas diferentes y que sólo tengas tú. Algunos de estos contenidos pueden ser los siguientes:

Noticias

Dependiendo del sector de actividad en el que se encuentre tu empresa pondrás un tipo de noticias diferente. Por ejemplo, si tu empresa se mueve en el ámbito de la comunicación, pon noticias de medios de comunicación; si tienes una zapatería, pon noticias de moda; etc.

Es decir, lo interesante es que estas noticias sean del interés de tus compradores.

Blog

Es un espacio en el que puedes mostrar tus ideas o informar de una forma más personal a tus clientes sobre determinadas noticias o aspectos que puedan interesarles. 

Es más útil que poner noticias, pues eres tú el que la escribe y estructura, facilitando su comprensión e incluyendo sólo lo que pueda interesar. Y en contra de lo que se pueda creer, con actualizarlo una vez a la semana ya va bien y Google te posiciona.

Puedes añadir sección de comentarios debajo de los artículos para que los usuarios puedan interactuar contigo. Hay muchos que solo leerán estos comentarios y dependiendo de tus respuestas pueden decidir o no contratar tus servicios. 

En todo caso, añadir comentarios suele ser otra forma de hacer más humana tu web, porque los futuros clientes ven que hay una persona detrás respondiendo.

Foro de preguntas y respuestas

Es otra de las buenas ideas que puedes utilizar. Abrir un espacio de comunicación con los clientes te ayudará a saber qué buscan en tu página y convencerles de que puedes ayudarles. 

Los clientes son especialmente comunicativos cuando están en Internet. ¡Aprovecha esta oportunidad! También, ten cuidado, porque es un arma de doble filo: puede que haya algún tema que debes evitar para no enfadar a tus seguidores.

Puntos clave que considerar cuando diseñas tu página web

Cuando diseñas tu página web debes tener en cuenta más cosas aparte de que quede bonita estéticamente. Al fin y al cabo, un buen diseño puede vender mucho, pero si no consideras seriamente los siguientes puntos clave, no te servirá para nada.

Tu cliente objetivo

Cuando creamos una página web lo hacemos para atraer un cliente objetivo, no simplemente hacemos una web bonita que nos guste a nosotros. ¿Tienes claro cuál es tu cliente objetivo? ¿Tienes un perfil creado?

En el perfil del cliente objetivo entra todo: alto/ bajo, hombre/ mujer, edad, color de los ojos, intereses, tipo de música, qué coche le gusta, etc. Hay perfiles orientados a cualquier tipo de negocio. 

Para darte un ejemplo, si eres editor de textos y tus clientes son escritores, lo más probable es que busques una mujer de unos 40 años, que lleva gafas (los escritores suelen leer mucho), le gusta la música relajante, hace yoga y meditación. Sale a tomar té o alguna infusión y le gustan los paseos por los parques, paseos marítimos, el senderismo, todo lo que conecta con la naturaleza que es su mayor musa.

Además del perfil, aspectos como la velocidad de carga de la página y la efectividad del mensaje que transmite son esenciales. Los usuarios quieren saber en menos de 3 segundos si tu página es lo que buscan. Muy pocos se empeñarían a saber qué haces si no queda claro enseguida.

La inspiración está en todas partes

Está bien ser original, pero no tiene nada de malo buscar inspiración en otras páginas web. De hecho, puede ser hasta buena idea si se trata de tu competencia siempre que sea mejor que tú. Si es peor que tú, está claro que no consigue más con su página web, pero si son mejores, seguro que su web atrae al cliente objetivo.

No copies tal cual, ¡inspírate! Busca siempre expresar un mensaje claro que sea el tuyo propio. Piensa que si copias un mensaje de otra web, al final atraerás el cliente objetivo que tenga esta web, no el tuyo.

Adaptada a los móviles

En el mundo en el que vivimos, prácticamente todos tenemos al menos un teléfono móvil que consultamos varias veces al día. Seguro que has estado esperando en la consulta del médico… ¿y qué estabas haciendo? Mirando al móvil, ¿verdad? 

Si tu página web no está adaptada a los teléfonos móviles, no estás en Internet. Sí, es así de simple y cruel. Por lo que asegúrate de adaptar el diseño y todos sus elementos tan bonitos y creativos a que se vea todo correctamente en el móvil. ¡Google te va a premiar por ello con una mejor posición en su índice!

Flexibilidad

Una página web, como ya comentamos arriba, no es algo que sea completamente estático. Es decir, lo creas y te olvidas. Sí, hay partes que lo son, pero más bien pocas. 

El diseño que elijas debe ser lo suficientemente flexible como para que se pueda ir adaptando y reajustando conforme pasa el tiempo. Los algoritmos de Google cambian constantemente y con ellos se ajustan todas las páginas web. 

Al fin y al cabo, una página web se crea para servir a los usuarios y ofrecerles una mejor experiencia. Si no es así, no tiene ningún sentido crearla.

Seguridad

La seguridad es algo que pone muy nerviosa a la gran parte de los usuarios de Internet, sobre todo por la cantidad de hackers de los que se escucha últimamente. Si además, deben proporcionar algún tipo de dato para ponerse en contacto contigo, se lo pensarán mil veces si tu página no les da la suficiente confianza. 

¿Cómo hacer que se fíen de tu página? Lo primero es tener las tres páginas fundamentales bien colocadas y redactadas: “Aviso legal”, “Política de privacidad” y “Política de cookies”. No solo para adaptarte a la RGPD, sino para dar confianza de que eres de estas personas que cumple las leyes. 

Otro paso importante es obtener un certificado SSL de tu proveedor de hosting, para así asegurar los datos de tus usuarios. En este artículo te explican cuáles son las ventajas y cómo se suele obtener. 

Por supuesto, si usas WordPress para tu página web, te recomiendo un buen plugin de seguridad como SiteGround Security que es gratuito y es bastante completo.

Echa un vistazo a nuestro artículo sobre brechas de seguridad para saber qué hacer legalmente si tienes una.

Posicionamiento SEO

Si te interesa tener un buen posicionamiento en los buscadores como Google, entonces tu página web debe estar bien adaptada para el SEO. Algunas ideas que pueden hacer tu web mejor posicionada son:

  • Que tu web se pueda ver correctamente en todos los navegadores. Ten en cuenta que cada vez más usuarios usan Opera para Mac y no todo se ve igual en este navegador.
  • Optimizar las imágenes para que se vean y carguen bien independientemente del tamaño de la pantalla. A Google especialmente le gusta mucho el nuevo formato de imágenes webp, por lo que si tus imágenes cumplen este criterio, ya estarás más arriba en las búsquedas.
  • Integra las redes sociales en tu web para que los usuarios te puedan encontrar fácilmente. También es una forma de conseguir la confianza de tus futuros clientes. Muchos echan un vistazo a las redes sociales antes de realizar una compra y si éstas no están actualizadas o no existen, deciden cancelar la compra.
  • Si escribes un blog en tu página web y lo haces en WordPress, hazte con el plugin de Yoast SEO o Rank Math. Ambos tienen versiones gratuitas y de pago. Son los mejores del mercado y en el caso de Rank Math el único inconveniente es que solo está en inglés.

Después de ver todos los puntos críticos en los que debes prestar atención, espero que ya tengas una imagen más clara de lo que será tu página web. Con esta imagen te puedes poner en mano de una buena agencia de diseño web (más costoso) o puedes buscar un profesional en Fiverr (coste menor). 

Elijas la opción que elijas, tener bien clara la estructura de lo que quieres facilitará mucho el trabajo de los profesionales que te ayudarán a crear tu página web de éxito.


Artículos relacionados

Cómo crear un plan de crecimiento que funcione de verdad

Análisis de la competencia para Pymes

Distintos timos y fraudes en Internet

Gabriela
Gabriela

Gestión web.
Responsable de relación con el cliente.

LinkedInFacebookTwitterYouTube