Blog

BYOD: qué son y cómo se utilizan

AhorroTecnología

Las políticas BYOD o «Bring Your Own Device», son cada vez más comunes en los lugares de trabajo de todo el mundo como una forma de ahorrar costes y aumentar la productividad. Pero, ¿qué son y cómo funcionan? 

En este artículo, veremos qué son las políticas BYOD, qué dispositivos se usan comúnmente en ellas y cómo pueden beneficiar a tu lugar de trabajo.

¿Qué son los BYOD y cómo se utilizan?

Se trata de aquellas ocasiones en las que un trabajador utiliza sus propios dispositivos para trabajar. Por ejemplo, cuando se utilizan el móvil o el portátil propios del trabajador.

Políticas BYOD: ventajas e inconvenientes

Por un lado, las políticas BYOD permiten a los empleados utilizar sus dispositivos personales con fines laborales. Esto puede ser muy útil para los empleados y puede llevar a una mayor productividad. Además, puede ahorrar dinero a las empresas, ya que no tienen que proporcionar dispositivos a los empleados.

Sin embargo, también existen algunas desventajas potenciales en las políticas BYOD. Por ejemplo, si los empleados usan sus dispositivos personales para fines laborales, es menos probable que los mantengan actualizados con los últimos parches de seguridad y actualizaciones de software. 

Además, si algo le sucede al dispositivo (por ejemplo se pierde o se lo roban), la empresa puede ser responsable de los datos almacenados en el mismo.

BYOD y seguridad: Cómo mantener tus datos seguros

Para paliar estos problemas se pueden tomar distintas medidas de seguridad. En primer lugar, es importante avisar a los trabajadores del riesgo existente para que tomen sus propias medidas de cautela en la utilización de los dispositivos.

En segundo lugar, es igualmente importante establecer normas de uso y de seguridad que los trabajadores deberán aceptar expresamente. En estas normas de uso y seguridad se deberán incluir condiciones como:

  • Que dispongan de un sistema de contraseñas para limitar el acceso no autorizado.
  • Establecer el bloqueo de pantalla de forma automática.
  • Que se pueda acceder de forma remota al dispositivo.
  • Que el dispositivo se pueda rastrear en todo momento.
  • Si el coste de adquisición del dispositivo y los gastos que origine los asume total o parcialmente la empresa.
  • Que el trabajador sea responsable de conservar y utilizar el dispositivo en condiciones de seguridad.
  • En cuanto el trabajador finalice su relación laboral deberá devolver el dispositivo si lo pagó la empresa y destruir cualquier copia de datos e información de la empresa que tenga en la memoria.
  • Utilizar redes virtuales privadas (VPN) para el almacenamiento de datos sensibles.
  • Instalar solo las aplicaciones que se vayan a usar en el «puesto de trabajo».
  • Usar solo las aplicaciones y programas autorizados por la empresa.

¿Cómo establecer una política BYOD?

Hay varios pasos que las empresas pueden seguir para establecer una política BYOD. El primer paso es crear una política que describa qué dispositivos están permitidos, a qué tipo de datos se puede acceder o almacenar en el dispositivo y quién es responsable de la seguridad del dispositivo y sus datos.

Las empresas también deben desarrollar un proceso para inscribir a los empleados en el programa BYOD y para solucionar cualquier problema técnico que pueda surgir. Además, deben educar a sus empleados sobre los riesgos asociados con el uso de dispositivos personales para fines laborales.

Por último, es normal que la implantación del BYOD provoque, sobre todo inicialmente, un aumento en las consultas al departamento de mantenimiento y soporte. Sería interesante crear una base de datos de consultas para facilitar la tarea de este departamento a la hora de orientar a los compañeros que usan BYOD.

Si quieres un ejemplo de lo que debe contener la política BYOD para tus empleados y colaboradores, mira esta plantilla (está en inglés, pero se traduce en un click con el complemento de Google Translate para Chrome). También, es muy útil la guía que ha elaborado el gobierno de Reino Unido.

BYOD y el futuro: ¿Qué sigue?

Muchas predicciones indican que el futuro de las BYOD serán las políticas CYOD (Choose Your Own Device). De hecho, ya se están implementando en gran parte de las empresas cuyos trabajadores teletrabajan.

BYOD y CYOD son similares en el sentido de que los empleados usan sus dispositivos personales para el trabajo, pero existen algunas diferencias clave. CYOD es un modelo de movilidad empresarial en el que una organización permite a las personas seleccionar el dispositivo móvil que desean usar para trabajar. Puede ser un dispositivo propiedad de la empresa, un dispositivo personal o un dispositivo compartido.

Además, puede ser más costoso para las empresas porque tienen que comprar los dispositivos para los empleados, pero puede ser más seguro porque los empleados usan dispositivos que la empresa posee y administra.

En conclusión, si tu empresa cuenta con trabajadores o colaboradores que realizan teletrabajo, una buena manera de hacerlos más efectivos es implementar políticas BYOD o CYOD. Esto les permitirá tener una mayor flexibilidad y control sobre su horario de trabajo. Además, puede ayudar a mejorar la comunicación y la colaboración entre los miembros del equipo.


Artículos relacionados

Cuidado: Distintos timos y fraudes en Internet

Brecha de seguridad: Guía de actuación para autónomos

Cómo usar el sistema Cl@ve para acreditarse

El Equipo de e-autonomos.es
El Equipo de e-autonomos.es

LinkedInFacebookTwitterYouTube